+57 (8) 8746000 info@claretianoneiva.edu.co

Historia del Colegio Claretiano

Identidad Institucional

Para hablar del Colegio Claretiano es indispensable retomar la fundación del “Centro Laboral de Capacitación Juvenil”, el cual lo inició el Sacerdote Claretiano LUIS IGNACIO ANDRADE en el año 1965 con el objetivo específico de dar respuesta oportuna y eficaz a los problemas de horfandad de hogares campesinos que había dejado de violencia de la década del cincuenta en la zona rural de los Departamentos del Huila y Tolíma.

PRIMEROS PASOS

Con la ayuda del Gobierno Departamental y de la República Alemana se inició la construcción de la planta física en un lote ubicado en la zona norte de Neiva, hoy barrio Cándido Leguízamo.

Los niños y jóvenes que se recibían en calidad de internos cursaban estudios primarios y además se capacitaban en talleres de soldadura, ornamentación, carpintería, sastrería, proyectos agrícolas y avícolas, éstos últimos asesorados por el SENA.

Los alumnos de los grados 1o. y 2o. de primaria participaban en talleres de pintura, caligrafía y lectura. Se hacía énfasis en el deporte, la solidaridad, la eficiencia académica y la investigación. Tenía una excelente biblioteca, enfermería bien organizada, grupo Scout, grupo nutricional y una orquesta Juvenil.

Los que se adaptaban sin dificultades al Proyecto y terminaban satisfactoriamente sus estudios primarios se promovían al Colegio Claretiano para cursar la secundaria, continuando en calidad de becarios e internos del Centro de Capacitación Laboral Juvenil.

El Centro contó permanentemente con un número aproximado de 500 alumnos, de los cuales 120 estaban en calidad de internos. Su filosofía buscaba habilitar a estos jóvenes para que ayudaran a sus familias afectadas por la violencia a recuperarse moral y económicamente. Este Proyecto Social rescató mucha gente. Dio posibilidades de un futuro mejor. Creó disciplina, hábito de estudio responsabilidad y estímulo al deporte.

El programa se clausuró por dificultades presupuestales entre 1974 y 1975.

FUNDACIÓN

Se fundó en el año 1968 por el sacerdote GUSTAVO TORRES PARRA.

Inicialmente se organizó para un sector socio-económico medio y alto de la ciudad de Neiva, como una alternativa que le permitiera a la Comunidad Claretiana, con los excedentes económicos que produjera el Colegio sostener el proyecto del Centro de Capacitación Juvenil.

Principió labores el 1o. de Febrero de 1968 con los grados de la primaria bajo la dirección del Padre ISIDRO CLEVES. En 1969 continúa con la primaria y abre el primero de bachillerato con 25 estudiantes, su nuevo rector el Sacerdote RAFAEL PINZON. En 1974 gradúa su primera promoción de Bachilleres.

.

PRIMERA ETAPA

NOMBRE: COLEGIO CLARETIANO

EPOCA: 1968 – 1975

ORIENTACION: SACERDOTES CLARETIANOS

Se implementa la filosofía cristiana liberadora. Se impulsó una educación que rompió con los viejos marcos conceptuales del “que hacer educativo”planificando una acción integral que involucrada a todos los estamentos educativos.

El Sacerdote PEDRO D’ACHIARDI, impulsó la tesis planteada por PAULO FREIRE y otros teóricos y se propuso imprimirle al Colegio Claretiano un nuevo estilo de trabajo que significaría un compromiso con un proceso renovador, que permitiera entrar en una concepción y una práctica docente diferente sustituyendo la absurda educación bancaria, memorista, individualista, dogmática, por una educación integral, humana, solidaria al servicio del hombre y para el cambio, para el logro de este objetivo, fue necesario enviar un equipo de profesores a la ciudad de Barranquilla para que mediante la observación directa, en uno de los colegios Franciscanos de esta ciudad, no se aplicaba este tipo de Educación, se adquieran las bases para su aplicación en el Claretiano de Neiva. Para el cumplimiento de esta misión fueron encargados los profesores EDUARDO MOLINA Y EFRAIN VELASQUEZ quienes sirvieron de multiplicadores.

Complementaban su capacitación con cursos que sobre el tema dictaba en Bogotá VALDEMAR DE GREGORI (Brasilero) máxima autoridad en Educación Auto-activa o personalizada en América Latina y ex – discípulo de PAULO FREIRE.

Para la eficiencia de este método se hizo necesario adquirir gran cantidad de material didáctico y fue así como se dotó el colegio de Filmadores, retro-proyectores, mimeógrafos, proyectores de cine, grabadoras, diapositivas, mapotéca, laboratorios, biblioteca muy bien dotada y dos buses para el transporte necesario en los trabajos de campo.

La experiencia se inició y durante algunos años cosechó buenos resultados a nivel cualitativo, pero es obvio que todo cambio implica fuerzas antagónicas que evitan comprometerse en tareas que les exija capacitarse, dar un poco más de su tiempo, reflexionar y aceptar corregir sus vacíos teórico prácticos y convertirse en maestros capaces de enseñar aprendiendo y de aprender enseñando, articulando fuerzas creando conciencia organizándose y enseñando o organizarse.

Esta época fue realmente una etapa significativa para el Claretiano, que muy pocos entendieron y creyeron que antes que avanzar el Colegio había retrocedido, por que ya no imperaba la disciplina verticalista, fundada en mantener distancias entre el alumno y el maestro.

No se puede desconocer que hubo maestros excelentes comprometidos con la obra, pero desafortunadamente fueron pocos para las dimensiones del proyecto. En el año 1973 se traslado al mayor gestor del proyecto y las cosas comenzaron a cambiar a pesar de continuarse con las tesis fundamentales, las dificultades económicas del Colegio se hicieron visibles, ya que los costos del proyectos eran demasiado altos teniendo en cuenta la remuneración del profesorado que fue superior al tope de las categorías nacionales, la dotación que existía, creando un déficit presupuestal que la Comunidad Claretiana tuvo que hacerle frente.

Para ésta época se observó una marcada influencia de tipo socialista dentro de la comunidad a nivel mundial que obligó a la misma a prescindir de brindar educación a las clases pendientes para dedicar el máximo de sus esfuerzos a las gentes de menos recursos.

En 1975 éstos y otros motivos obligaron al sacerdote MIGUEL DUARTE, autorizado por la Comunidad a tomar la determinación de cerrar el Plantel.

Ante tal determinación los padres de familia reclamaron enérgicamente ante la Comunidad de donde salió la iniciativa de constituir una sociedad cooperativa que se hiciera cargo del cargo del Colegio.

SEGUNDA ETAPA

Nombre: COLEGIO COOPERATIVO CLARETIANO

Época: 1975 – 1981

Ante la crisis que afrontaba el Colegio, la iniciativa de creación de la cooperativa fue acogida y el 28 de Noviembre de 1975 se llevó a cabo la Primera Asamblea General de Socios con el fin de constituir la COOPERATIVA ESPECIALIZADA EN EDUCACION CLARETIANA LTDA. Inicialmente se asociaron 77 padres de familia.

El 14 de Abril de 1976 la superintendencia nacional de cooperativas por medio de la resolución No. 0365 del mismo año concedió Personería Jurídica a la Cooperativa de Educación Claretiana.

Los Claretianos se reservaron la Rectoría del Plantel y fué así como el Sacerdote MIGUEL DUARTE, quien venía representando la dirección del Colegio, desde comienzo de 1976 continuo en su cargo hasta finalizar el año cuando la Comunidad renunció a este derecho, estipulado en el contrato con la Cooperativa.

La Gerencia nombra como nuevo Rector a LIBERIO SALAZAR TRUJILLO el 22 de Noviembre de 1976. El nuevo rector encuentra déficit presupuestal y dificultades a nivel académico y disciplinario, número de alumnos, de formación del método auto-activo, mínima presencia de alumnos de los barrios adyacentes y escasa colaboración de los Padres de Familia.

Se retornó a la actividad tradicional y hubo logros significativos, tratando de corregir algunos desfases del proyecto anterior por deficiente implementación, tales como desbordamiento en la disciplina y trato entre profesores – alumnos.

Hubo más integración de la Comunidad con el Colegio.

En esta época se vincularon algunos profesores en comisión que aliviaron en algo los costos de funcionamiento, ya que por un error de proyección se congelaron las pensiones por varios años, situación que obligaba a pagar las liquidaciones de los profesores y prestaciones con la matrícula del año siguiente.

La crisis económica cada día su agenda obligó a liquidar la Cooperativa.

Los Misioneros Claretianos acuerdan un como dato con el Grupo Fundación Social al cual pertenece PROJUVENTUD y 23 empresas más de tipo financiero de comunicaciones y de servicios.

CUARTA ETAPA

Nombre: COLEGIO CLARETIANO

Época: 1989 hasta nuestros días

Orienta: COMUNIDAD MISIONEROS CLARETIANOS

A partir del mes de Diciembre de 1988 los Misioneros Claretianos asumen nuevamente la Dirección de la Unidad Educativa Claretiana, como Director General es nombrado el Padre GUSTAVO TORRES PARRA en la Rectoría Doris Lucero Falla de Salamanca.

Bajo la nueva orientación el Colegio se propone la formación de un hombre nuevo y la construcción de una sociedad mejor, más justa y más humana.

Orientan este objetivo los principios fundamentales de la filosofía Claretiana que ofrece una educación cualificada, liberadora y evangelizadora y la visión de un hombre íntegro de una Sociedad comunitaria, pluralista, participativa; el concepto de educación como un medio de promoción humana y de auto desarrollo; concibiendo la ciencia con su única misión de producir conocimientos para proporcionar al hombre los recursos que le permitan transformar la realidad dentro del marco de un determinado proyecto histórico social; para que la actitud de nuestros alumnos Claretianos sea positiva y favorezca su desarrollo y el de la Comunidad a la cual pertenece, la labor formativa está asesorada por la Pedagogía de Valores que promueve un Proceso Educativo nuevo que rescata, acentúa y suscita valores en la persona Comunidad, sujeto de su propio desarrollo, para que asuma desde la vivencia de los verdaderos valores, su compromiso histórico – trascendente.

Operacionalizan nuestro propósito los proyectos de Formación Humana, Cristiana, la asesoría de grupo y la investigación académica.

Como principales logros de esta nueva etapa del Claretiano, podemos citar:

  • La Fundación de la Jornada Adicional Vespertina en 1990 en convenio con el Gobierno Departamental. Esta Jornada Oficial se constituye en el orgullo del Colegio, ya que a través de ella ofrece una educación cualificada a estudiantes de escasos recursos que desean cursar su bachillerato al estilo Claretiano.
  • Se crea la jornada oficial (Adicional) con los siguientes objetivos:
  • Ofrecer un servicio más amplio en el campo educativo a la niñez y la juventud neivana.

Brindar el servicio de educación básica y media a la población estudiantil con cobertura a los niños que culminan su primaria en los centros de la Unidad Educativa Claretiana.

  • Lograr que los estudiantes de escasos recursos económicos de la primaria claretiana puedan continuar su formación de acuerdo con los lineamientos filosóficos de la educación claretiana.
  • Ampliar la cobertura de los cupos, dando mayor funcionalidad a la estructura física de la Unidad en la jornada de la tarde.
  • Contribuir en parte a la solución de escasez de cupos en los colegios oficiales de la ciudad.
  • Según el decreto 2349 del 16 de noviembre de 1968 el colegio claretiano se acoge al programa especial de Jornada Adicional. Se inició con dos grupos en grado sexto.

En el año de 1995 la jornada Adicional Oficial gradúa su primera promoción de 39 bachilleres Académicos, siendo ya Director General el Padre Alfonso Reyes González y Rector Fernando Perdomo Rodríguez. La gestión pedagógica en el Colegio Claretiano en ambas jornadas continua su caminar en aspectos tales como:

  • El avance en el estudio e interiorización del espíritu Claretiano su significado y su incidencia en la vida de un maestro y de un alumno.
  • Despertar en todos los estamentos la necesidad de rescatar y cultivar los auténticos valores cómo alternativas válidas para la construcción de una nueva sociedad.
  • Hay más valoración del sentido religioso y las manifestaciones religiosas son más espontáneas y sinceras.

El trabajo integrado en equipos pedagógicos para la implantación de la renovación curricular y la investigación en las diferentes asignaturas.

  • La implementación de un verdadero proyecto de Asesoría de grupo.
  • La vinculación de la Asociación de Padres de Familia a proyectos formativos, académicos y de consecución de elementos indispensables como el Equipo de Sonido, Ventiladores para los salones, pupitres y libros para la Biblioteca.
  • Los Padres de Familia son más sensibles al valor de las convivencias como medios de integración y de formación. Son más abiertos a la crítica constructiva de los proceso administrativos, formativo y académicos.

Hay más presencia del Colegio en los barrios que constituye su zona de influencia y más integración con la Parroquia San Antonio María Claret.

  • Se ha impulsado la música, el arte, la danza, aeróbicos, teatro a partir de los talleres de lúdica.
  • Se mejoró el servicio de la Biblioteca, dotándola con textos actualizados en las diferentes áreas.
  • Se remodelaron las oficinas de la parte administrativa y la sala de profesores.
  • Se inicio el proceso de sistematización de las oficinas.
  • Formulación y puesta en practica del Proyecto Pedagógico Curricular “Proyecto de Pedagogía Participativa Autogestionaria” en la mañana (privada) y Desarrollo Participativo y Humano en la tarde (oficial).

Formulación de la reforma al Manual Formativo; hoy Manual de Convivencia.

  • Para el año de 1994 es nombrado como rector el docente Henry Calderón quintero , quien asume este cargo por un año.
  • A inicios del año 1995 asume la rectoría el especialista Fernando Perdomo Rodríguez (Administrador Educativo y Especialista en Planeación del Desarrollo Educativo y Cultural), quien inicia labores en el mes de enero luego de haber sido seleccionado por el Padre Gustavo Torres Parra.
  • A partir de este año se inicia el proceso de re-direccionamiento del proyecto a un esquema triádico estructurándose a partir de una dinámica de construcción colectiva docentes, directivos, estudiantes y padres de familia en sus inicios se plantea un esquema que soporta un proceso académico, uno lúdico (a partir de la creación de los talleres y escuelas lúdicas, deportivas y recreativas como el teatro, danzas, música, fútbol, baloncesto, voleibol, atletismo) y uno operativo (en la formación integral del joven, en su capacidad de servicio y en la orientación de niveles de responsabilidad, organización y liderazgo).
  • Reapertura del grado 5o. de primaria privado en el año de 1996.
  • Iniciación en 1996 de Talleres Lúdicos en teatro, música, danza, aeróbicos, voleibol, fútbol; en la búsqueda de un esquema triádico dentro de la estructura institucional educativa.
  • Dotación de un aula moderna de informática en 1996 con 23 computadores.
  • Durante los años de 1997 y 1998 se consolida el proceso en la parte Pedagógica y Formativa del alumno hasta el punto de alcanzar consecutivamente puntaje superior en las Pruebas de Estado, igualmente se alcanza el nivel superior en la jornada Adicional Oficial en el año 2002.
  • En 1997 se readecuaron espacios lúdicos y deportivos.
  • En febrero del año 1999 llega como Director General el Padre Pedro Vicente D’Achiardi quien lidera el proceso pedagógico y administrativo con un enfoque desde la Cibernética Social; sus ideas le dan un nuevo toque de innovación pedagógica no solo en la dinámica del aula de clase y la metodología, sino en la propuesta de formación integral del estudiante, la formación de los padres de familia desde la dinámica de la Escuela de Padres, la formación de los trabajadores y todos los miembros de la comunidad educativa, a partir de un proceso integral de auto-conducción y de dinámicas íntimamente interrelacionadas.
  • Su propone entonces soportar la experiencia pedagógica en ambientes académicos, formativos y lúdicos a partir de una propuesta de desarrollo del tri-cerebrar sobre la base de la teoría de Cibernética Social de Waldemar de Gregori.

Pedro D’Achiardi muere el 4 de noviembre de 2001 en la ciudad de Bogotá, pero su propuesta sigue caminando y fortaleciéndose, hasta el punto que en los años de 2002 y 2003 la comunidad de Misioneros Claretianos hace grandes esfuerzos económicos y construye la tercera planta del bloque de secundaria, habilitando 12 aulas, una sala para docentes, una para coordinación, dos amplias baterías sanitarias y un salón múltiple, en el año 2004 inicia labores la jornada de preescolar y primaria privada con 130 niños y un equipo de seis docentes con perfiles de normalistas y en su mayoría estudiantes universitarios; docentes que al finalizar el año 2003 fueron seleccionados de entre 18 aspirantes, luego fueron capacitados sobre la estrategia pedagógica del colegio, filosofía y esquemas laborales y metodológicos.

Para el año 2004 la jornada privada inicia labores con una población estudiantil de 560 estudiantes en los grados de transición hasta grado once (preescolar y primaria de un grupo por grado y secundaria de dos grupos por grado). La población escolar matriculadas en su mayoría se encuentra en el estrato tres y se caracteriza por ser familias de clase media en donde los padres se desempeñan como empleados y pequeños microempresarios.

La jornada oficial inicia labores con 1409 estudiantes matriculados, de los cuales 844 pertenecen a primaria y 565 a secundaria.

Los estudiantes que vienen vinculados al proyecto desde su inicio son personas que tienden a ser autogestionarias, conocen estrategias de planeación, son recursivos y se integran en torno al colegio. La mayoría proceden de Neiva y otros municipios del Huila.